Navegar: Inicio Noosfera | ECOALDEAS | ENLAZANOS | RSS | NUESTRO SISTEMA EN TIEMPO REAL | Contáctanos |

Noosfera ¿Qué es la mente del planeta Tierra?

La Teoría de la Noosfera nos habla de una etapa evolutiva de nuestro planeta. La Tierra como ser vivo, atraviesa varias etapas evolutivas. La etapa en la que aún era una esfera incandescente y gaseosa se llamaba Geosfera. Cuando se formó la corteza, en un sólo continente llamado Pangea , a este momento le hemos llamado Litosfera.
Luego surgieron los ríos y los mares, y decimos que la Tierra se encontraba en su etapa de Hidrosfera.
Cuando surgió la vida en forma de seres unicelulares y luego se fue desarrollando hacia formas más complejas, bautizamos esta etapa evolutiva como Biosfera.
Estudiando la evolución de las especies, vemos que cuando su cuerpo se ha desarrollado en cierta medida, comienza a desarrollarse la mente para controlar esas unidades de información más complejas en las que va evolucionando el cuerpo.
Si la Tierra llega a esa etapa en la que desarrolla una mente, entonces decimos que se trata de la Noosfera.

¿Qué es la mente?

La idea generalizada es que la mente es la entidad que nos permite producir pensamientos, que son procesados como impulsos eléctricos en el cerebro. El gran misterio es que la mente aún no pudo ser localizada en ninguna región de nuestro cuerpo, ni siquiera en el cerebro.
Se han hecho varias operaciones a "cerebro abierto" con anestesia local y el paciente despierto y hablando con el cirujano.
En estas operaciones, se estimulaban distintas áreas motoras con electrodos para lograr movimientos físicos o producir determinadas emociones.
Lo curioso es que mientras la eprsona es estimulada para por ejemplo mover un brazo, ella es consciente de que el hecho se está realizando y aún conserva su voluntad de por ejemplo parar el movimiento.
¿Entonces quién es y dónde está esa conciencia?
Incluso con la estimulación de ciertas áreas cerebrales, se ha logrado que un paciente "regrese" a un momento anterior en el tiempo, experimentando todas las percepciones y las emociones de un suceso en su pasado, pero al mismo tiempo conservando la conciencia de que estaba en la sala de operaciones. ¿Dónde está entonces ese experimentador y quién es?

A ésto le podemos agregar que "la inteligencia" que es una característica que siempre la relacionamos con un proceso mental, está en cada célula de neustro cuerpo. Cada célula tiene inteligencia, toma decisiones y procesa percepciones, comunicándose con otras entidades que viven en nuestro cuerpo.

La conclusión es que la mente es no local y los procesos que lleva a cabo van más allá de nuestro cuerpo.

El control mental

Cuando se habla de control mental, y de la manipulación que se puede hacer de la mente de una persona, en realidad estamos hablando de control perceptual. Pues el aparato perceptual sí es local y por lo tanto podemos controlarlo.
Cuando se manipula "la mente" de una persona, en realidad se está trabajando sobre sus percepciones, alterándolas a voluntad.
Pero la mente no se puede controlar pues no tiene un lugar, no tiene nodos o una central a la que podamos dirigir estímulos de ningún tipo.

Si la Tierra tuviese una mente, ésta también sería de carácter no local y por lo tanto imposible de controlar, manipular o dominar.

Sabemos que los humanos estamos conectados al planeta Tierra, no sólo porque somos sus simbiontes, sino también porque en todos los procesos cósmicos existe una armonía, un ritmo al que todos los astros están sincronizados.

Los humanos estamos sincronizados al planeta Tierra a través de la glándula pineal, que procesa la vibración de la cavidad de resonancia de la Tierra (resonancia Schumann) y sincroniza neustro cuerpo a esta vibración. la sincronicidad con el "ritmo" terrestre, marca los ritmos biológicos del cuerpo (ritmos circadianos).

Este proceso se realiza de forma autónoma e inconsciente. Pero ahora supongamos que ese ritmo se acelera (si el Sol llegase a un máximo de explosiones, la Tierra se vería obligada a aumentar la frecuencia de su cavidad de resonancia), ¿qué pasaría con nuestra vida?

Uno de los procesos que desata la glándula pineal es el del sueño. Por la noche, y con la ausencia de luz, la pineal segrega una hormona llamada DMT (Dimetiltreptamina), responsable de llevarnos a otro estado de consciencia, que llamamos sueño.
El DMT es una substancia alucinógena (es el principio activo de la Ayahuasca, la planta más alucinógena que conocemos). Si neustros ritmos circadianos se acelerasen, los tiempos entre la vigilia y el sueño serían más cortos, y en definitiva todos nuestros ciclos biológicos tal vez se acelerarían.
Pero lo más interesante quizá de este probable proceso, sería que nuestro aparato perceptual se adaptaría a las nuevas frecuencias, captando rangos que hasta ahora no podíamos percibir.

Desde nuevos estados de consciencia hasta una nueva capacidad de percepción, seríamos capaces de interactuar con otras dimensiones.
Existe una probabilidad muy alta de que el sol en el año 2012 llegue a un máximo radiactivo obligando a la Tierra a protegerse de una lluvia de protones muy poderosa.
Hasta ahora la Tierra ha mantenido su protección gracias a su campo electromagnético y a la cavidad de resonancia. Dentro de dos años, estaremos experimentando una nueva fase evolutiva de neustro planeta, la Noosfera.
Dejaremos atrás la Biosfera y subiremos en la nueva aventura de una mente global compartida, no local y por lo tanto ingobernable.

¿Será el fin de los sistemas de control social? ¿Será el fin de los gobiernos piramidales? ¿Lograremos finalmente ser libres?

El tema es fascinante, por l oque les invitamos a compartir sus opiniones con todos los que nos leen.

Hasta la próxima.
Otros enlaces relacionados:
Noosfera en tiempo real
El sol en tiempo real
Libros sobre la Noosfera

0 comentarios:

Publicar un comentario